Tema 4. 2. Los sectores industriales en España y sus perspectivas de futuro.

LOS SECTORES INDUSTRIALES EN ESPAÑA Y SUS PERSPECTIVAS DE FUTURO

En España podemos diferenciar tres tipos de sectores industriales:
a. Sectores maduros (metalurgia, siderurgia, textil, naval, …): Tienen una baja intensidad tecnológica
b. Sectores más dinámicos (automóvil, química, agroalimentario, …): Cuentan con una fuerte presencia de capital extranjero.
c. Sectores de alta tecnología o de industria punta (informática, instrumentos ópticos y de precisión, material eléctrico y electrónico, …): Tienen una menor implantación que otros países europeos.

1. SECTORES INDUSTRIALES MADUROS.
Son las ramas afectadas por: por el descenso de la competitividad (debido al atraso tecnológico y mayor coste de la mano de obra), por la reducción de la demanda (a causa de la aparición de nuevos materiales y productos) o por la necesidad de llevar a cabo procesos de reconversión.
Estos sectores son:
A. Metalurgia básica y de transformación metálica. Se compone de dos subsectores: siderurgia e industria de transformados metálicos.
a. Industria siderúrgica: La industria siderúrgica integral btiene acero a partir del mineral hierro en el alto horno. Sólo se mantiene en Asturies y forma parte de un grupo multinacional. La industria siderúrgica no integral obtiene acero a partir de chatarra en horno eléctrico. Se localiza en Cantabria, Euskadi, Nafarroa/Navarra y Catalunya.
b. Industria de transformados metálicos: Fabrica productos metálicos y maquinaria. Se concentra en el triángulo Barcelona-Euskadi-Madrid.

B. Fabricación de electrodomésticos de línea blanca (neveras, lavadoras, …): se encuentra en pleno proceso de reorganización total (de la producción, de la empresa y del mercado). Las principales empresas se localizan en: Galiza, Cantabria, Euskadi y Andalucía.
C. Construcción naval: la fuerte competencia de otros países más baratos lo obligan a una dura reconversión y le llevan a especializarse en en otras actividades (reparaciones, …). Localización: Galiza, Cantabria, Euskadi y Andalucía.
D. Industria textil y de la confección. Se concentran en Catalunya y la Comunitat Valenciana. La rama de fibras químicas, con fuerte componente tecnológico, se concentra en grandes empresas con importante participación de capital extranjero. La rama de la confección (caracterizada por el minifundismo, dispersión y abundante empleo de mano de obra, …) sufre la dura competencia de países más baratos y la deslocalización que tratan de atajar con la inversión en intangibles (diseño, marca, moda, …).

2. SECTORES INDUSTRIALES DINÁMICOS.
Son las ramas industriales caracterizadas por su alta productividad y especialización, y por tener la demanda asegurada. Es muy importante la presencia de capital extranjero. Sectores más destacados: automóvil, químico y agroalimentario.
A. Sector del automóvil. Ha recuperado su dinamismo y las plantas industriales pertenecen a multinacionales (Ford, Renault, Volkswagen, …), y buena parte de su producción se exporta. Principales fábricas: Valencia, Palencia, Valladolid, Zaragoza y Madrid. No obstante, persiste el riesgo de deslocalización hacia países más baratos.
B. Sector químico. Es una de las bases de la industria española, a pesar de la fuerte presencia extranjera y al escasa capacidad investigadora. Comprende dos subsectores: La petroquímica (química de base), que se organiza en grandes complejos que se integran con refinerías (Sta. Cruz de Tenerife, Puertollano, Cartagena, Algeciras, Huelva, …); y La química de transformación, que se estructura en pequeñas empresas de colorantes, pinturas, barnices, perfumes, material fotográfico, papel, fertilizantes, …). Se localizan en Euskadi, litoral catalán y Madrid.
C. Sector agroalimentario. Formado por industrias pequeñas y dispersas, aunque también hay multinacionales. Objetivos futuros: aumentar las ventas en el interior y fomentar la exportación. Destacan en: Catalunya, Comunitat Valenciana y Andalucía.

3. SECTORES INDUSTRIALES PUNTA O DE ALTA TECNOLOGÍA.
Son las ramas industriales que cuentan con una elevada intensidad tecnológica, fuerte diferenciación de los productos y alta demanda. Los más destacados son: material eléctrico y electrónico, ordenadores, instrumentos ópticos y de precisión, …
En España, estos sectores se implantaron con retraso y tienen menor desarrollo que en otros países europeos. Causas: Dependencia exterior en investigación y tecnología, predominio de PYMES escasamente competitivas, y falta de adaptación de la mano de obra y del sistema educativo con las demandas empresariales.
Localización: En parques tecnológicos o científicos, que se caracterizan por:
a. Se ubican en el entorno de metrópolis y ciudades medias que combinan elevada calidad ambiental y buenas comunicaciones (con aeropuerto, redes informáticas, …). Suelen ser pequeñas parcelas con servicios complementarios (administrativos, informáticos, cafeterías, …). Suelen tener incubadoras de empresas, edificios destinados a alojar empresas innovadoras durante los primeros años de su desarrollo. En Las Palmas de Gran Canaria tenemos un Parque Científico-Tecnológico en Taliarte y en Tafira, dependientes de la ULPGC y Cabildo de Gran Canaria.
b. Objetivo: Que sus industrias innovadoras actúen como locomotoras para el desarrollo local, mediante la atracción de otras empresas y la difusión de las innovaciones al entorno.
c. Resultados: la mayoría de los parques y empresas innovadoras se concentran en el entorno de las grandes ciudades y en los ejes industriales más dinámicos (Madrid, Catalunya, Euskadi, Valencia y Andalucía) porque este tipo de industrias son muy selectivas al depender de servicios muy especializados. Ello ha llevado a mayores desequilibrios espaciales con respecto a la industria punta. Además, su éxito ha dependido de la capacidad para atraer a empresas multinacionales muy avanzadas en tecnología que no suelen difundir las innovaciones en su entorno, dado que las investigaciones las hacen en sus respectivos países de origen.

A %d blogueros les gusta esto: