Comentario 3.2. Tabla sobre la energía primaria en spaña (2007): producción, consumo y autoabastecimiento

Ver la tabla

COMENTARIO DE LA TABLA SOBRE LA ENERGÍA PRIMARIA EN ESPAÑA (2007)

  1. Descripción.

Nos encontramos ante una Tabla de datos estadísticos, en cifras absolutas y relativas, de la Energía Primaria en España en el año 2007. La fuente de esos datos es la Agencia Internacional de Energía (AIE) y está sacado del libro de Geografía de la Editorial Vicens Vives (página 54).

En la Tabla tenemos 8 columnas y 7 filas. En la fila superior se indica el contenido de cada una de las 8 columnas. En el resto de las filas tenemos las distintas fuentes de energía: Carbón, Petróleo, Gas Natural, Nuclear, Hidráulica y “Resto” (otras). Las columnas podemos agruparlas en tres grandes bloques: Producción Interior Bruta (en cifras absolutas y en porcentaje),  el Consumo Interior Bruto (en cifras absolutas y en porcentaje) y Autoabastecimiento (en porcentaje) de cada una de las fuentes de energía antes citadas.

Las cifras absolutas aparecen reflejadas kilotoneladas equivalentes de petróleo (ktep). El ktep es una unidad de energía cuyo valor equivale a la energía que rinde una tonelada de petróleo y  varía según la composición química de éste.

Llamamos Fuentes de Energía a los recursos que proporcionan la fuerza necesaria para llevar a cabo un trabajo. En otras palabras, son todos aquellos recursos capaces de producir luz, calor o movimiento. Las Fuentes de Energía pueden clasificarse de muchas formas y una misma fuente puede ser clasificada de diversas maneras. Así, podemos distinguir las Renovables (las que no se agotan: Solar, Eólica, Mareomotriz, Hidráulica, …) de las No Renovables (las que se agotan con su uso: carbón, petróleo, gas natural, …); Primarias (las que se usan tal y como aparecen en la naturaleza, sin transformación) y Finales (las obtenidas de la transformación de las Fuentes de Energía Primaria para ser utilizadas: electricidad, queroseno, gas butano, gasoil, …).

  1. Interpretación.

Con respecto a la Producción (primera columna), observamos que casi la mitad (45,78%) de la energía producida en España es Energía Nuclear (14353 kteps).  En segundo lugar tenemos la producción de Carbón (6118 kteps. , que es casi un 20% de la producción total), carbón no siempre de buena calidad y eficiente. En tercer lugar, tenemos nuestra producción de Energía Hidráulica (2289 kteps., es decir, un 7,30%). La producción de Petróleo y Gas Natural es meramente testimonial, pues sumando ambas no llegan al 1%. Apenas más de la cuarta parte (26,92%, es decir, 8441 kteps.) es la producción del Resto de fuentes de energía (Mareomotriz, Eólica,  Fotovoltaica, Biomasa, …).

Sin embargo, casi la mitad de nuestro Consumo (casi el 50%, es decir, 71786 kteps.) se basa en el Petróleo, recursos que no producimos porque no tenemos y que hemos de adquirir en el exterior.  En segundo lugar, tenemos el consumo del hermano del petróleo, el gas natural, con un consumo de 31601 kteps,, o sea, el 21,29 %. En tercer y cuarto lugar tenemos el Carbón (casi 2000 kteps., un 13,45%) y la Nuclear (14353 kteps., un 9,67%). La Hidráulica y el Resto es casi testimonial, un  7%.

Por tanto, ya tenemos una conclusión bien clara: consumismos más los recursos energéticos que menos producimos y que, además, son contaminantes y no renovables. Son datos para la reflexión.

Con respecto al Autoabastecimiento, nos autoabastecemos al 100% en energía Nuclear, Hidráulica y Renovables; un 30% en Carbón (de regular calidad); y prácticamente nada en lo que más consumimos. Petróleo y Gas Natural (entre ambas, no llegan ni al 0,3%).

Si tuviéramos que destacar las dos características más importantes de esta Tabla, diríamos que sin duda, España es un ejemplo perfecto de desequilibrio y absoluta dependencia energética, pues el consumo de energía supera claramente a la producción y, además, consume Fuentes de Energía que no produce (petróleo, gas natural, …). Esta dependencia es un fuerte lastre para el desarrollo español, pues compromete un gasto considerable en la adquisición de recursos energéticos cada vez más escasos, caros y que, además, son usados políticamente por los países productores.

  1. ¿Cuáles son los problemas derivados de la situación anterior?

El consumo de energía crece de forma continuada, como en el resto del mundo, debido a las actividades económicas (transportes, industria, ….) y calidad de vida (dispositivos electrónicos, …). Lo previsible es que este consumo seguirá creciendo.

Esta situación plantea tres importantes problemas:

  1. La alta dependencia energética del exterior. España depende muchísimo de las importaciones de combustibles fósiles (petróleo y gas) muy por encima de la media de la UE. También el uranio enriquecido se importa. La solución pasa por dar un decidido impulso a las fuentes de energía autóctonas, de tal forma que podamos aumentar la cuota de autoabastecimiento y el control de los precios. Sin embargo, la crisis económica ha dificultado el impulso público al desarrollo de las renovables.
  2. La competitividad de las energías autóctonas. España debe apostar por la explotaciones de las energías rentables y sostenibles a largo plazo. Las fuentes que, por ahora, parecen más competitivas son la eólica y la biomasa. La energía solar requiere de mayor inversión pública en investigación y tecnologías.
  3. El deterioro del medio ambiente. La sostenibilidad medioambiental es una de las claves de la agenda europea y española. Las energías renovables no emiten Gases de Efecto Invernadero pero sí alteran los paisajes y ecosistemas naturales, consumen mucho espacio y tienen un importante impacto visual.

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: