Bloque 5. Comentario 5.2. COMENTARIO DEL MAPA “POBLACIÓN EXTRANJERA EN ESPAÑA EN EL AÑO 2008 (CON RESPECTO A LA POBLACIÓN TOTAL)

P5.2COLOR

COMENTARIO DEL MAPA “POBLACIÓN EXTRANJERA EN ESPAÑA EN EL AÑO 2008 (CON RESPECTO A LA POBLACIÓN TOTAL).

Nos encontramos ante un mapa temático de población y de coropletas . Su fuente es el INE (Instituto Nacional de Estadística), aunque está extraído del libro de Geografía de la Editorial Anaya (página 297). Aunque no aparece la escala, es obvio que es de pequeña escala. El espacio geográfico representado es España y el año de referencia es el 2008.
Un primer aspecto crucial que hemos de tener en cuenta es que el volumen de la población inmigrante está en relación a la población total, tanto en el conjunto de España como en cada Comunidad Autónoma.
Mirando la leyenda, vemos que aparecen cuatro niveles de % de inmigración que viene reflejado, cada uno, por un tono de verde más intenso cuanto mayor es el % de población inmigrante. Además, aparece información escrita. La información de la leyenda se complementa con la información numérica que aparece en el mapa.
Para comenzar, empecemos por el total español. Vemos como en el 2008 teníamos en España un total de 5.220.577 extranjeros, lo que hacía un 12,78% de la población. En números, eso quiere decir que de cada 100 personas que vivíamos en España en 2008, casi 13 personas eran extranjeras.
Las CC. AA. Con mayor porcentaje (repito: ¡porcentaje!) de población extranjera en Madrid, arco mediterráneo, Baleares y Canarias. Superan el 17,7% (color verde intenso) las CC. AA. De Madrid, Comunitat Valenciana, Murcia y Baleares. En el caso der Madrid, es obvio que la capital de España ofrece un amplio abanico de posibilidades laborales: sede central de multinacionales y grandes empresas, servicios, …. En el Mediterráneo (Balears, Comunitat Valenciana y Murcia) los factores de atracción son, claramente, la construcción, el clima, el turismo, los servicios y la agricultura.
Entre el 12,8 y el 17.7 tenemos el cuadrante noreste peninsular (Catalunya, Aragón, La Rioja) y Canarias. En el caso de Canarias, el turismo y el disparatado boom inmobiliario fueron factores esenciales de atracción. En el caso del eje del Valle del Ebro (La Rioja, Aragón y Catalunya), su estructura productiva más diversificada ofrecía más oportunidades en otros sectores: industria, comercio, …
Luego, en tono verde un poco más pálido, tenemos las CC. AA. con un porcentaje de población extranjera entre 7,7 y el 12,8: en el centro-sur, Andalucía y Castilla La Mancha; y en el norte, Navarra. Como un verso suelto queda la ciudad autónoma de Melilla. En especial en el centro y sur, los factores de atracción más importantes fueron el turismo, los servicios y la agricultura.
Por último, en tono verde más desvaído, tenemos las CC. AA. Con un menor porcentaje de población extranjera: en general, todo el cuadrante norte y oeste peninsular desde Extremadura hasta Euskadi pasando por Castilla León, Galicia, Asturias y Cantabria, y la ciudad de Ceuta. Salvo en Euskadi, el menor dinamismo de esas CC. AA. explica la menor afluencia de población extranjera. En Euskadi tenemos otros factores como son la lengua, el fuerte sentimiento nacional y el problema no resuelto del terrorismo.
La inmigración tiene aspectos positivos y negativos. Podemos considerar como positivos: que aporta población activa que cotiza a la Seguridad Social, cubre puestos de trabajo que la población nativa no desea/puede cubrir, aporta novedades culturales a veces enriquecedores (otras veces, no), … Como aspectos negativos, que pueden sufrir explotación laboral, les puede resultar difícil la integración y pueden sufrir rechazo (xenofobia, racismo) por la población nativa.
Para regular los flujos migratorios tanto la U.E. como el estado español han intentado desarrollar políticas integradoras con resultados dispares y no siempre exitosos.

A %d blogueros les gusta esto: