Describe la evolución de la industria textil catalana, la siderurgia y la minería a lo largo del siglo XIX

La indústria tèxtil catalana en el segle XIX
La industria textil catalana se inició con el tejido de algodón, y fue creciendo gracias a la introducción, a principios del siglo XIX, de máquinas movidas por ruedas hidráulicas o máquinas de vapor. La evolución de esta industria estuvo marcada por los avatares históricos. Tras el parón producido por la guerra de la independencia y la pérdida de las colonias americanas, se recuperó y se expandió la fabricación de hilados entre 1830 y 1855. Entre 1870 y 1898 vivirá otro periodo importante debido al monopolio mercantil con Cuba y Puerto Rico.
La industria siderúrgica estuvo muy supeditada a la explotación minera de sus materias primas: mineral de hierro y carbón. Conoció una gran expansión a partir de 1871, con la creación de varias empresas en Vizcaya relacionadas con los Altos Hornos. El atraso relativo de la siderurgia se explica por la libertad de importación que estableció la ley de ferrocarriles de 1855, la reducida demanda interna, el atraso técnico, la escasez de carbón (de importación), etc.
La minería estuvo estancada casi todo el siglo por la escasa demanda, el atraso económico, la falta de capitales y de tecnología y la intervención del Estado, que frenaba la inversión extranjera. La “Ley de Bases sobre Minas” (1869) y otras de carácter librecambista favorecieron la actividad extractiva, a la vez que crecía  por la demanda.
unnamed
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: