Analiza las causas, principales hechos y consecuencias de la intervención de España en Marruecos entre 1904 y 1927.

MAPA DEL PROTECTORADO DE MARRUECOS
primo-644x362

A la izquierda, el rey Alfonso XIII. A la derecha, el General Miguel Primo de Rivera.

1ª fase: Inicio y la Semana Trágica de 1909. 
Causas. Tras el desastre del 98, España intentó recuperar el prestigio nacional maltrecho y poner fin al aislamiento exterior. Por ello, el Protectorado sobre Marruecos fue el eje de la política exterior española durante el primer tercio del siglo XX. En la Conferencia de Algeciras (1906),  Francia y España fijaron sus respectivas zonas de influencia. A España le correspondía la zona norte, cuyo territorio más importante era el Rif. Esto obligó al gobierno español a incrementar el contingente de tropas y acometer campañas militares para someter el territorio y asegurar la explotación de las riquezas mineras.
Hechos: En julio de 1909 se produjeron graves enfrentamientos entre las tropas españolas y los rifeños. El gobierno decidió enviar refuerzos peninsulares y movilizó a los reservistas de Cataluña, padres de familia la mayoría. El embarque de las tropas en Barcelona desencadenó un movimiento de protesta contra la guerra, con una huelga general como protesta ante la misma.
Consecuencias: La emboscada en el Barranco del Lobo, con numerosas bajas de soldados españoles, encendió más la huelga, que degeneró en una revuelta espontánea, conocida como la Semana Trágica de Barcelona. Grupos armados levantaron barricadas y se enfrentaron a las fuerzas del orden. El gobierno reprimió con dureza la revuelta. Entre los fusilados se hallaba el pedagogo anarquista Francesc Ferrer i Guardia, quien fue fusilado sin pruebas tras acusársele de ser el responsable de este levantamiento. Su fusilamiento produjo un gran escándalo internacional, que llevó a Alfonso XIII a pedir la dimisión del presidente del gobierno, el conservador Antonio Maura.
2ª fase. El Desastre de Annual (1921).
Causas: Hacia 1921 el gobierno estaba decidido a someter su zona del Protectorado sobre Marruecos, por lo que inició la ocupación del sector occidental (la región de Yebala) y ordenó al general Manuel Fernández Silvestre que detuviese su ofensiva hacia el Rif hasta que lograse someter al caudillo rifeño Abd El Kim que dominaba el sector occidental.
Hechos: Sin embargo, el general Silvestre reanudó un avance precipitado sobre el corazón del Rif con el objetivo de ocupar la bahía de Alhucemas, y penetró en un territorio extenso y de difícil orografía, muy alejado de los centros de aprovisionamiento. Abd el Krim, el jefe de los rifeños, derrotó a las tropas españolas en Annual. Se perdió toda la zona que había sido ocupada durante años con grandes esfuerzos y murieron o desaparecieron más de 10.000 soldados, incluido el general Silvestre.
Consecuencias. La tragedia de Annual tuvo graves consecuencias políticas y fue una de las principales causas del fin del régimen parlamentario. La exigencia de responsabilidades forzó al gobierno a nombrar una comisión presidida por el general Picasso para delimitar las culpabilidades militares. Los militares, los partidos dinásticos y el rey se vieron envueltos en los debates sobre las responsabilidades, acrecentando el desprestigio del régimen. El envío del Expediente Picasso (1922) a las Cortes abrió también el debate sobre las responsabilidades políticas. Los socialistas atribuyeron toda la responsabilidad al rey Alfonso XIII. Justo cuando el gobierno de concentración del liberal García Prieto iba a formar una comisión en las Cortes para dirimir las responsabilidades sobre el Desastre de Annual, el Capitán General de Cataluña, Miguel Primo de Rivera, da un golpe de estado, que contó con las simpatías de Alfonso XIII, y ya no se volvió a investigar nada más oficialmente.
3ª Fase: El Desembarco en Alhucemas (1925).
Causas. Tras el Desastre de Annual, el ejército español era materialmente incapaz de recuperar el territorio perdido. Por ello se optó por una política de contención orientada a impedir la expansión de la zona rebelde. Durante la dictadura de Primo se aborda con decisión el problema del protectorado.
Hechos: Se llegó a un acuerdo con Francia para actuar conjuntamente y se organizó una retirada de las posiciones más vulnerables. Finalmente se llevó a cabo una gran operación de desembarco en Alhucemas en 1925.
Consecuencias: Logrado el objetivo del desembarco en Alhucemas, el cabecilla rifeño Abd-el-Krim se vio obligado a retroceder y rendirse ante las autoridades francesas. En julio de 1927 se daban por terminadas las campañas de Marruecos.
En otro orden de cosas, el 21 de septiembre de 1927, Miguel Primo de Rivera, ya como presidente del gobierno de la dictadura, crea la provincia de Las Palmas.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: